Mitos y verdades sobre las vacunas

blog-osmedica-02
¿Son seguras las vacunas? ¿Necesito vacunarme contra enfermedades que no se ven en mi comunidad o en mi país?

Existen muchos mitos dando vueltas y son miles las preguntas que nos hacemos ante la aparición de casos de enfermedades que, en teoría, estaban erradicadas en nuestra comunidad.

Es importante estar informado y buscar fuentes científicas que nos ayuden a despejar la incertidumbre y a derribar falsas creencias en relación a la inmunización y su seguridad.

¿Son seguras las vacunas?

Si. Todas las vacunas aprobadas son sometidas a pruebas rigurosas a lo largo de las diferentes fases de los ensayos clínicos, incluso una vez comercializadas. Se busca constantemente indicios de que una vacuna pueda tener efectos adversos. La mayoría de las reacciones a las vacunas son leves y temporales, y aquellos eventuales efectos colaterales graves que advierten o notifican son investigados inmediatamente.

Es mucho más fácil padecer lesiones graves por una enfermedad prevenible mediante vacunación que por una vacuna.

¿Necesito vacunarme contra enfermedades que no se ven en mi comunidad o en mi país?

Los agentes infecciosos que las causan siguen circulando en otros. Pueden cruzar fácilmente las fronteras geográficas e infectar a cualquiera que no esté protegido.

Los dos motivos principales para vacunarse son protegernos a nosotros mismos y proteger a quienes nos rodean. El éxito de los programas de vacunación depende de que todos garanticemos el bienestar de todos.  Se trata de la inmunidad colectiva y es la forma de aumentar la cantidad de individuos inmunes, de modo de dar protección indirecta a los grupos de riesgo que no tienen posibilidad de ser vacunados y disminuir la proporción de individuos portadores.

¿Querés saber más? Visitá el sitio de la Organización Mundial de la Salud: http://www.who.int/features/qa/84/es/